A lo largo de los 0 a los 4 años, los niños aprenden realizando actividades donde realmente se les implique emocionalmente y que les resulten interesantes. Somos conscientes de la gran importancia de inculcar un espíritu crítico en los niños, por eso nuestro proyecto educativo está basado en enseñarles a pensar a través del enfoque REGGIO EMILIA.

Uno de nuestros principales objetivos es trabajar a través de proyectos respetando el interés que muestre el propio niño ayudándonos del arte ya que es una herramienta muy útil, debido a que los niños son por naturaleza artistas o ingenieros, poetas y músicos. La creación artística abre la vía para el aprendizaje de todo tipo de conocimientos y habilidades. La creatividad existe en el pensamiento que dirige, organiza y confiere su lógica y sus efectos a los diferentes lenguajes expresivos.

El ambiente es otro educador y por ello proporcionamos a los niños una educación en la que les mostramos la realidad de lo que nos rodea. Les ofrecemos el sistema al que pertenecen, por medio de la propia naturaleza y esencia de los materiales. Consideramos que el conocer, contemplar y amar la naturaleza inspira la creatividad humana y abre las puertas de la “imaginación”.

La relación de la infancia con los objetos, su exploración por medio de la manipulación y la observación, constituye un proceso fundamental para el desarrollo del pensamiento y la construcción de significados. Cualquier interacción con el entorno construye y modifica una relación a nivel cognitivo y emocional que transforma al niño en cada una de estas conquistas, a la vez que se produce un cambio interior a nivel corporal, afectivo y mental.

El afecto es de suma importancia en la vida del niño. Influye en el concepto de sí mismo, en el que el niño se forma acerca de las demás personas y del medio ambiente. Todo esto influye en su capacidad para adaptarse a la vida. El niño expresa sus afectos a través de sus emociones. Resulta básico el equilibrio y la armonía personal para llegar a desarrollar la capacidad de establecer y disfrutar de las relaciones humanas. “Partimos del niño que tenemos, no del que queremos.” (Anónimo)

Durante los primeros años, los niños adquieren un esquema de la lengua que les ayudará a producir mensajes en una etapa posterior. Por lo tanto, cuanto antes comencemos con la enseñanza de otras lenguas, mejores resultados obtendremos; ya que los niños utilizan para su aprendizaje los mismos recursos que para aprender su lengua materna.

El método de aprendizaje natural, se enmarca dentro de un enfoque comunicativo y multisensorial. Se trata de aprender una segunda lengua de la misma manera en que aprendemos nuestra lengua materna. De esta forma trabajaremos el inglés como segunda lengua.

En las actividades de experimentación nos centramos en trabajar en los siguientes objetivos generales:

♦ Descubrir, conocer y controlar progresivamente su propio cuerpo, sus elementos básicos, sus características, valorando sus posibilidades y limitaciones, para actuar de forma cada vez más autónoma en las actividades habituales.

♦ Relacionarse con los adultos y otros niños, percibiendo y aceptando las diferentes emociones y sentimientos que se le dirigen, expresando los suyos y desarrollando actitudes de interés y ayuda.

♦ Observar y explorar activamente su entorno inmediato y los elementos que lo configuran y, con la ayuda del adulto, ir elaborando su percepción de ese entorno, y atribuyéndole un significado.

♦ Coordinar su acción con las acciones de los demás, descubriendo poco a poco que todos tienen su propia identidad, sus pertenencias y relaciones y aceptándolos

♦ Descubrir diferentes formas de comunicación y representación, utilizando sus técnicas y recursos más básicos, y disfrutar con ella.

El papel del adulto es el de guía, ante cualquier actividad del niño, debe acompañar, permitir, favorecer, observar, registrar, documentar y posteriormente reflexionar. Se observa, se registra y se documenta para dar valor a las acciones de los niños.

Lo que no se documenta no existe (Loris Malaguzzi)

En la etapa de Educación Infantil la finalidad de la evaluación es detectar, analizar y valorar los procesos de desarrollo de los niños y niñas, así como sus aprendizajes, en función de las características personales de cada niño y niña. La evaluación de esta etapa servirá para detectar, analizar y valorar los procesos de desarrollo y aprendizaje del alumnado, en función de las características personales de cada uno.

Reserva ahora una visita online y conoce más sobre nuestro proyecto educativo.